Las modas son para el verano: los nacimientos

Hoy voy a escribirles sobre moda.

Estos días están de moda las rojas. No me refiero a mujeres de tendencias de izquierdas. Hablo de la Roja, la Selección Española de Fútbol, que no ha tenido toda la suerte que hubiéramos querido (pero esto es un deporte y juegan otros 11 en contra) y la roja, la faja roja, o más bien fajín (aunque era de 5 metros) en el que se enfundó el ahora Rey de España Felipe VI, otrora Príncipe de Asturias. Ahora su hija de 8 años, la hasta ahora infanta Leonor, pasa a detentar el título del Principado. Así, a lo tonto, vaya forma de librarse de ir al cole como tenga que hacer todas las excursiones que realizaban sus padres.

Rey y Rey, ¿dos caras de una misma moneda?

Rey y Rey, ¿dos caras de una misma moneda?

También están de moda las despedidas. Como a rey muerto, rey puesto, si en este caso ya lo pusieron (a Felipe VI) se debió a que su antecesor se fue, no que falleciera. El Rey Juan Carlos dejó el trono después de 38 años, ahí es nada. Y también se marcha, pero éste cuando empiece el curso, como profesor que es, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras 21 años de diputado en el Congreso y habiendo pasado por distintos cargos y ministerios. Antes abandonará el timón de su partido. “Tanta paz lleven como descanso dejan”, a los que se van. Y “que se agarren los machos” a los entrantes.

Hagamos cuentas, hablemos de números. Están de moda los 76 millones de desplazamientos que van a recorrer las carreteras españolas los dos próximos meses de julio y agosto. Un millón menos que el año pasado.

Además está de moda y también desciende el número de nacimientos en España, que bajó un 6,4 por ciento en 2013 por quinto año consecutivo y se situó en 425.390 niños, debido a una menor fecundidad pero también a la reducción del número de mujeres en edad fértil, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Desde 2008 acumula un descenso del 18,1 por ciento.

El INE observó que el crecimiento vegetativo, es decir, la diferencia entre nacimientos de madre residente en España y defunciones de residentes, se situó en 36.181 personas, el saldo más bajo desde el año 2000. También informó el Instituto de una reducción del 8 por ciento en el número de matrimonios en 2013, con 155.098 bodas con una edad media de los cónyuges de 37,3 años para los varones y 34,1 para las mujeres (Aún hay esperanza).

El caso es que no me cuadran las cifras del INE. Es el año que más nacimientos por metro cuadrado a mi alrededor he experimentado, es decir, de familiares y amigos. A mediados de 2013 vivíamos el nacimiento de Basilio, hijo de Basilio y Arancha, que pasaba a engrosar la nómina familiar por parte de primos.

Los bebés más lindos del año

Los bebés más lindos del año

Comenzamos 2014 con el alumbramiento de Adriana, hija de Marta y Jesús, una niña con una cara muy rica. Me cuentan que muy tranquila y que no da guerra ninguna. Que así sea.

Le siguió el pequeño Samuel, del que harán un hombre de provecho sus padres, José Antonio y Sonia. Tienen que ver lo bien que lucen los tres con la elástica española. Aunque no haya sido la mejor ocasión para vestirla.

El siguiente fue Iago, que así se llamó porque sus progenitores, Julio y Julia, no quisieron continuar lo que se hubiera convertido en tradición familiar de haberle llamado Julián.

César llamó a la puerta también en 2014, pero no la tuvo que abrir (por lo de “Ave César – Ave tú que estás más cerca”). Las puertas y la bienvenida se la dieron sus padres, Ana y Fran. Recuerdo de la Tierra Media.

Y la última en llegar ha sido otra Adriana, que también se suma a la familia como descendiente de Héctor y Lorena. También por parte de primos, lo que supone una alegría para el clan. Seguiremos hablando de Adriana a buen seguro en próximas entregas.

Estos son los vástagos de los más cercanos, pero no enumero los de conocidos, excompañeros y un largo etcétera que parece contradecir los fríos números de la estadística.

Felicidades a todos. A criarlos con salud.

Por cierto, Miguel Ángel Revilla se encuentra preparando pañales…

Una ‘Décima’ ahora son dos minutos

Pan y circo. En pleno siglo XXI el circo más mediático del viejo continente es el fútbol, como en los USA lo es el baloncesto o el beisbol, no se vayan a pensar que es una enfermedad sólo de la filosófica y vetusta Europa.

Ya que hay “circo” habrá que disfrutarlo, lo que no quita para buscar opciones y ver más allá de nuestras narices para criticar la citada situación de “pan y circo” de la sociedad actual. Y para disfrutarlo nos alegraremos por la Décima Copa de Europa, antes, actual Champions League, conseguida por el Real Madrid. Enhorabuena a los campeones. Dignos vencedores, esforzados luchadores que han llevado al conjunto blanco a convertirse en el primer club que llega a las diez orejonas. Después de 12 años vuelve a alzarla el equipo merengue.

Décima Champions Real Madrid

Enhorabuena a los no campeones también. El Atlético de Madrid ha demostrado que con coraje, humildad y trabajo, partido a partido, un equipo es capaz de lograr grandes objetivos o de llegar a la final como uno de los equipos más grandes del mundo. Los del Cholo Simeone merecen un monumento, claro que sí. Chapeau rojiblancos, el año que viene repetimos (la final y que gane el mejor).

Imagen

Sobre el análisis futbolístico, los aciertos y desaciertos de Ancelotti y Simeone, la valoración de cada jugador y su aportación y todos los detalles que podrían darse, me los voy a reservar. Si alguien quiere un comentario de todo esto que se ponga en contacto conmigo y hablamos de precio.

Por cierto, hoy es fácil saber dónde está Miguel Ángel Revilla: está votando a las elecciones europeas. Pero de eso… hablaremos mañana.

Un, dos, tres… ¿se me oye?

Nos gusta poner nombre de santos a los días del año, al menos antes debido a la tradición cultural cristiana de la que procedemos. Veinticuatro horas que recordarán la buena labor realizada por un hombre durante su paso por el mundo, en gran número mártires o, lo que es lo mismo: muertos por la causa.

Como todo, también esta tradición ha evolucionado y ya no tenemos el día de San Fulanito o San Menganito. Ahora es el “Día de”, que, según lo sueltan, recuerda el momento del Desembarco de Normandía.

El más famoso de los “Días de”, por estas fechas, es el 14 de febrero, “Día de los enamorados”, o, para los más religiosos, San Valentín. No es éste el motivo de mis líneas.

Quería destacar la labor “no callada” (si fuera en silencio, menudo invento) de las mujeres y hombres de la radio tras el paso del Día Mundial de este medio. Para unos es el veneno que, una vez en sus venas, no pueden vivir sin él. Para otros la esencia del mundo se basa en la palabra. Podríamos recoger miles de bellos pensamientos sobre la hija de Guillermo Marconi que aquellos que la han degustado, ya sea dentro o fuera, tienen en mente.

A mí, si soy sincero, me toca la fibra. Claro está, después de un periplo en el que, radiofónicamente viviendo, dirigí informativos, realicé programas autonómicos y nacionales, me dirigí hacia toda España con crónicas de momentos relevantes, presenté magazines matinales y vespertinos, moderé y participé en tertulias, saqué adelante programas deportivos, me convertí en reportero a pie de campo en las retransmisiones deportivas, canté goles desde el estudio, ejercí de jefe técnico, grabé cuñas y jingles, trabajé decenas de especiales por fiestas patronales u otros motivos, diseñé espacios, busqué contenidos, llegué a generar una docena diaria de informativos, encuesté a los ciudadanos, les llamé por teléfono, llevé a cabo concursos, entrevisté a todo tipo de personas, incluso parodié, canté e imité. La magia de la radio me permitió todo eso y más.

Este espacio en el interior de la boca del metro de la Glorieta de Bilbao recuerda la importancia de la radio

Este lugar de la boca del metro de la Glorieta de Bilbao recuerda la importancia de la radio

Ahora, como en la fotografía, encontramos un viejo espacio que nos sirve para identificar el desolador panorama que viven los medios y, especialmente la radio. Desde este lugar se buscaba proteger la radio, quién nos lo iba a decir. En la década de los años 20 apareció este pequeño habitáculo, similar a una hornacina, donde se facilitaba el seguro de un aparato tan valioso como era el de radio para una familia. También se buscaba su reparación en caso de avería.

Una auténtica metáfora de nuestra radio actual: sin seguro, abandonada, desaliñada, deteriorada. Preguntarse si otra radio es posible o si el actual modelo tiene futuro sólo el tiempo lo responderá. Hasta ahora, la radio ha sabido defenderse de los envites de los medios que han venido sucediéndola, de los agoreros que han pronosticado su desaparición, de los empresarios codiciosos y manipuladores que se han servido de su credibilidad para campar a sus anchas entre la opinión pública o de falsos adalides que se vendían como los precursores del medio y que enseguida le dieron la espalda por el vil metal.

Sangre, sudor y lágrimas acompañan a la historia de la radio y la de los héroes que trabajaron en ella. Quiera Dios que todavía quede alguno y que haya un futuro para la insustituible compañera de fatigas de millones de personas.

Por cierto, Miguel Ángel Revilla está escuchando un pasodoble español.

Highway to Hell!!

Quién me iba a decir a mí que iba a volver a sentir las sensaciones de esos días en los que el análisis musical y la inspiración literaria se aunaban para crear. Podían ser textos más o menos bellos, pero era opinión propia. Me refiero a la época en la que el que suscribe se dedicaba a la crítica musical. Sí, sí has leído bien, crítico musical, una oportunidad que me brindó un diario desaparecido a día de hoy (que raro, ¿verdad?).

1800316_596456930434624_833662398_n

Rock en estado puro

En mis columnas musicales de El Adelanto de Salamanca escudriñaba a los cantantes del momento que llegaban y actuaban en la ciudad. Por las teclas de mi ordenador pasaron Sabina, El Barrio, El Canto del Loco, Ismael Serrano, Tamara y otros muchos.

Saco a relucir este luminoso pasado (¿qué puede haber mejor que te den libertad para escribir lo que quieras?) con motivo del último concierto al que asistí. La Espannola tuvo a bien acoger un concierto de La Banda, aunque no fuera a las 22.00, sino pasada la medianoche. Mejor, ya que la multitud allí reunida fue in crescendo. Con el título de Leyendas de la guitarra, Juan Carlos Jiménez con su eléctrica y Mario Cea con su acústica, acompañados de la voz de Basilio Jiménez mostraron un repertorio a la altura de los grandes guitarristas de todos los tiempos.

Recordamos a Chuck Berry, Mark Knopfler, Stevie Ray Vaughan, Joe Satriani o Steve Vai entre otros, que hicieron las delicias del respetable. Al ritmo de Supertramp, Dire Stratis o el mítico Highway to Hell de AC/DC fueron coreados por el público que se agolpaba para disfrutar de los punteos de Juan Carlos Jiménez.

IMG-20140204-WA0003

Las guitarras disparan notas de rock

Mucho virtuosismo en la realización y el desarrollo, además del acompañamiento acústico de Mario Cea, lo que daba cuerpo y empaque a la actuación coral. Basilio Jiménez hacía saltar a los presentes con las estridencias de las voces rockeras y heavies de la noche.

Que mejor que terminar, cómo no, en un karaoke. En Salamanca, el mítico Sinatra, que vuelve a estar abierto después de un año de ausencia de nuestras vidas. Un rincón para disfrutar de las íntimas veladas entre amigos y en las que cualquiera puede convertirse por una noche en el ídolo musical que siempre soñó. Aunque siempre hay quien te arrastra hasta estos lugares para entonarte el Hay un amigo en mí de Toy Story con el fin de ponerte la piel de gallina y la lágrima al borde del derrame (¿Verdad Fonsi?).

Después de la revisión musical de la jornada es momento para que  cada uno haga su reflexión y visualice las letras de sus canciones favoritas e, incluso, algún inconsciente se atreva a entonarlas. Ánimo.

Por cierto Miguel Ángel Revilla se encuentra comiendo una tostada.

D.E.P. Aceiteras de España

Medio mes de 2014 y ya llevamos más cambios vitales que en todo el Siglo XV, o casi.

En la ciudad del pecado, del vicio, del juego o como la queramos denominar, Las Vegas, que no Marbella, han visto que lo de conducir es un placer resulta una utopía. Adiós a 3 años de campaña publicitaria exitosa de BMW con la creación del coche automático total. La gente de la treintena pensábamos que no había nada más allá del Knight Industries Two Thousand (KITT, el coche fantástico), pero ya está comprobado que muchas de sus virtudes van a quedarse obsoletas.

Claro que en una feria donde puedes encontrar una hebilla en forma de tortuga que asegura a tu bebé en la silla al tiempo que controla si está durmiendo o tiene fiebre pues nuestra boca no deja de abrirse. Para aprovechar la circunstancia bucal disponemos de cepillos de dientes que nos señalan el grado de limpieza de la dentadura. Podríamos hacer muchos comentarios, pero no.

Y para terminar los fantásticos drones para ayudar en casa. Que después de haber visto Terminator, a ver quién es el valiente que mete en su casa un bicho mecánico que te aspire las pelusas o friegue por sí solo.

Novedades que parecen de película y menos mal que hasta abril podremos ver más, dado que 300 cines de España han tenido a bien reducir el precio de la entrada a 3,90 euros en el día del espectador. Si entiendo que con la subida del IVA es difícil, pero después de comprobar que reducir el precio llena las salas… ¿por qué no se hace más a menudo? Cada uno que eche sus cuentas.

Vivimos en un país de distinciones, de diferenciaciones. Suena mal pero es así. No todos somos iguales. No, no me voy a referir al caso de la Infanta y demás parafernalia real y judicial. Me refiero a que, entre hermanos, va a importar el color. De la piel y, sobre todo, de la etiqueta. Eso pasará con nuestros gorrinos, cerdos, marranos, gochos o como cada cual desee denominarlos. El caso es que el negro, para variar, va a ser el bueno, es decir el cien por cien ibérico de bellota, el pata negra. El rojo, sin alusión ninguna a la izquierda, será ibérico, pero no del todo de bellota, cosas de Arias Cañete, ministro del ramo. Si la etiqueta es verde es que el animalico se ha alimentado de hierba y pienso… poco pensará dónde va a terminar. Si es blanco pues, hombre, que no vaya presumiendo el amigote que te lo regaló porque es un jamoncete corrientillo, criado en cebadero con pienso. Aunque, como dicen los sabios: “A jamón regalado no le mires el etiquetado”.

Adiós a las aceiteras del alma

Adiós a las aceiteras

No quería despedirme sin dedicar el último adiós a aquella que durante tanto tiempo nos amenizó durante las comidas y que ahora nos deja. Una amiga que siempre nos sacaba una sonrisa, incluso de oreja a oreja. Siempre fue feliz entre la discordia de la sal o la pimienta, mediadora. Se va para no volver y quiero rendirle este sentido homenaje. Desde estas líneas mi más sentida despedida a la aceitera, el último maquiavélico instrumento de perversión prohibido por el Gobierno del país. A partir del 28 de febrero desaparecerán de los establecimientos hosteleros y pasarán a ser sustituidas por botellitas herméticas con el correspondiente aceite y vinagre, costumbre por otra parte muy in que ya se estila en países como Italia o Francia. Dicen que si habrá más control, será un modo más higiénico de alimentarse, pero la echaré en falta. Se me viene a la mente que las fábricas españolas de aceiteras tendrán que reconvertirse. Destinarán su stock a exóticos coleccionistas y transformarán sus métodos de producción hacia un único producto: las vinajeras de misa.

Cómo ha cambiado España en 2014. ¿Qué será de nosotros en diciembre? Esperaremos con calma.

Por cierto Miguel Ángel Revilla se encuentra mirando por la ventana en estos momentos.

¡¡Volver a empezar!!

Como si de la película de José Luis Garci se tratara en el momento de recibir el reconocimiento máximo en el mundo del cine, un Óscar, es lo que toca: ¡Volver a empezar!

No es que nos hagamos mayores, que también, pero es ya es tiempo de retomar este blog que tan abandonada tenía como personal es. Opiniones, inquietudes y una vis irónico-cómica podrán seguirse encontrando en estas líneas que me acercan a ti, internauta que navegas por la red.

Sin más “dilatación” resulta prioritario felicitar el año y expresar mis mejores deseos para todos los lectores, visitantes del lugar y pasajeros despistados que por aquí pueden caer. Mis mejores deseos para todos. Hay un lema que me ha llamado la atención y que quiero compartir: 2014 será mi año.

2013-12-19 09.22.16 - copia

Sin el deseo de parecer inmodesto ni prepotente, este pensamiento es el que quiero extender a todos los que pueda llegar. Tú que  estás leyendo estas líneas, que sepas que va a ser tu año. Empieza a creértelo. ¿Por qué no? No hay que perder la ocasión ni la oportunidad. Les puedo asegurar que no es coaching ni propósitos de año nuevo.

En 2013 hubo quien perdió mi “carrera” en twitter o quien tras despotricar sobre esa red creó su perfil. Allá ellos, que ensalzan la coherencia y son los primeros en no practicarla. No es un problema para mirar al horizonte. Son generalidades.

Agua pasada no mueve molino y es hora de seguir haciendo harina y hornear nuevos panes. Iremos descubriendo juntos el mundo, día a día. Y lo haremos…

… porque es necesario.

La reinvención

Nuevas secciones

En los informativos de la televisión podemos encontrar, como en la prensa o en la radio, diferentes secciones, correspondientes con cada una de las temáticas abordadas. Según la información que contengan hablaremos de un ámbito y otro, de una sección u otra.

En épocas anteriores, ya casi cercanas al pleistoceno, encontrábamos la apertura con alguna noticia política, que afecta a todos, pero siempre tan tediosa. En un informativo “tipo” podrían seguirle economía, sucesos, sociedad, cultura y deporte. Éste sería un reducido resumen y que no siempre tiene que seguir este orden, dado que podemos encontrar un descenso exagerado del paro (¡qué iluso!) o un desgraciado accidente (más normal) que abran el informativo. Pero, lo normal, viene a ser un esquema similar al reseñado.

El caso es que después de observar informativos de todos los canales y colores he llegado a la conclusión de que deberíamos cambiar el viejo esquema por nuevas fórmulas. Veamos cómo podemos hacerlo.

Dejaremos de arrancar el contenido de los informativos con políticas para comenzar con “mentiras a troche y moche” o a “diestra y siniestra” que queda más acorde por la vinculación de los lados a las clases políticas. Que nadie se queje. Pero son buena gente, todos quieren hacer un “gran pacto de Estado”, aunque la culpa es del de enfrente que no se deja que le imponga “mi” pacto.

Encadenaríamos con algo que antes era, en la mayoría de las veces, circunstancial y que se ha transformado en el bloque central de las informaciones: tribunales. Un apartado que bien podíamos denominar como “qué hay de lo mío…”. Caso Noos, Gütrhel, Campeón, Bárcenas… esos que ya sabéis, aunque cada día sale uno nuevo, yo ya no recuerdo todos los concejales y alcaldes que están imputados en España por haber hecho uso del “do re mi fa… a mi bolsillo se va”.

Para relajar la situación mantenemos la sección de economía, en la que vemos cómo nos dicen que estamos mejorando mientras la Unión Europea advierte de que “así no”, que ése no es el camino.

Sucesos, por desgracia, siempre aparecen.

Los temas de sociedad, después de observar algún informativo, es para calificarlo como “el relleno del día”, porque ni son temas originales, ni noticias con un diferente enfoque ni nada que se le parezca. Incluso algún periodista desea ser el protagonista por encima de la información.

El apartado de cultura se ha convertido en necesario para demostrar que todavía queda en España, pese a los recortes, el incremento del IVA y ataques similares.

En deportes no me meto. Y sobre el tiempo, como yo digo, “parcialmente nuboso”, porque siempre hay alguna nube.

Día Mundial de la Libertad de Prensa

Una reflexión que llega después de que el 3 de mayo celebráramos (por decirlo de alguna manera) el Día Mundial de la libertad de prensa. En Valladolid hubo gente, en León también y, por supuesto, en Salamanca, donde la Asociación Salmantina de Periodistas (@_ASPE_) organizó una concentración frente al Teatro Liceo.

La presidenta de la asociación, Elena Martín, leyó un manifiesto en el que apuntó los males principales de nuestros días dentro de este sector. Los sueldos precarios, las ofertas de trabajo indignas, la triste situación de los que aún mantienen su puesto de trabajo o la desgarradora cifra de los 10.000 compañeros enviados a la calle en los últimos tiempos.

Reivindico, desde estas líneas, que los trabajadores de los medios somos gente “normal”, ¿o quizá alguien pensó que éramos dioses? Si éste es el cuarto poder… Unos ciudadanos más, eso sí, con la encomiable labor de trasladar la información a los conciudadanos. Cada vez con el sentimiento mayor de que los hijos no se dediquen a esta tarea, aunque hay cantera…

Imagen

También diré, a título personal, que me hubiera gustado contar a mi lado con un número mayor de compañeros, como que hubieran acudido a las concentraciones de Valladolid, León o el resto de España mucha más gente.

Me temo que en algunos casos William Wallace ya llegó tarde a proferir su proclama, porque ya les han quitado la libertad.

Terminar con la frase que no por machacada estos días pierde sentido: “Sin periodistas no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia”