La mala noticia es la de la portada

Te levantas por la mañana y mientras lees estas líneas sabes que León es noticia. León es noticia porque en la portada de uno de los periódicos de tirada nacional (El País) aparece la triste información de que una persona ha muerto tras esperar 9 meses en lista de espera para una operación de aneurisma de aorta. Es noticia porque una vez más, 10.000 personas se echaron a las calles de la capital para reivindicar la supervivencia de un sector en fase terminal, como es el de la minería. León es noticia.

No se trata del “carga un poco que todavía queda” contra nadie. Pero qué hacemos perdiendo personal sanitario que tiene que salir de nuestras fronteras mientras hay personas que fallecen en un denominado “país desarrollado” por culpa de las listas de espera. La eliminación de cualquier partida del presupuesto de una administración puede resultar más o menos doloroso, pero que nunca falte la sanidad, la educación ni el trabajo.

Los tres pilares básicos de la sociedad se ven reflejados en los intereses de los ciudadanos porque sin alguna de las tres patas del banco es difícil sostenerse. Luego ya vendrán los aeropuertos vacíos, las autovías a medio hacer o los centros de tráfico de ferrocarril sin función alguna. Oiga, por si todavía no te has enterado, ¡ha fallecido una persona! ¡Por favor!

Mucho me temo que solo servirá para sacarse los colores políticos los unos a los otros. “Vosotros no le habéis atendido y es vuestra responsabilidad” “Pero vosotros estabais antes y no habíais puesto los medios” y así horas y horas.

Con el carbón pasa tres cuartos de lo mismo. Con escudarse en quién apoya qué está todo solucionado, mientras centenares de mineros seguirán yéndose a la calle, bien porque  no llegan las ayudas comprometidas, bien porque hay que devolver unas ayudas supuestas a fondo perdido o simplemente porque a algún empresario se le antoje para presionar a las administraciones y llenarse los bolsillos. Desde el año 1985 llevan las cuencas intentando adaptarse, con sucesivos planes del carbón, pero sin auténticas soluciones según parece. Si hubiera soluciones no habríamos vuelto a ver pancartas mineras en León.

Unas pequeñas nociones

Es una lástima que sucedan hechos como los dos anteriores para en pleno siglo XXI. Periodísticamente hablando, de lo que tendría que hablar y nunca hablo, podemos extraer algunas conclusiones que te llevarán a darte cuenta del porqué de las portadas de los periódicos o de las noticias con las que arrancan los informativos en las radios y las televisiones.

La normalidad nunca marca tendencia, es decir, no suele ser noticia. Existe un factor que sí que podemos encontrar en algunas noticias como el de “estacionalidad”, como que ha llegado la primavera o se celebran de nuevo las cabezadas, pero información que por sí sola no es noticia. El hecho noticioso surge de los sucesos no esperados, de lo que sale fuera de la cotidianeidad. Lo que importa es el “persona muerde a perro” más que al contrario. Cierto y preferible es que puede destacarse y salirse de la rutina por lo positiva, como la inauguración de una exposición, la apertura de un nuevo centro cultural o alguna buena noticia. Sin embargo, está inmerso dentro de la conducta humana que se interese más por las desgracias que por las alegrías… “Homo homini lupus” decía Plauto, aunque se nos vaya un poco de mano.

Imagen

Los leoneses se acercan a pescar al río

Hubiera preferido hablar de las actividades de primavera que se practican en el río Bernesga. La cantidad de pescadores de ciudad que se acumulan en sus orillas para lograr una gran pieza, aunque todavía no vi a ninguno que se hiciera la foto correspondiente con su captura de gran peso.

Imagen

Las piraguas ocupan el Bernesga

También hubiera estado bien referirnos a la actividad náutica como deporte. Los piragüistas se enfrentan a las duras aguas de un caudal embravecido días atrás por las fuertes lluvias, que si fueron noticia por su cantidad y por su perduración en el tiempo.

Tenemos en conclusión dos aspectos para empezar a buscar una buena noticia: que su contenido sea de interés público (sanidad, educación, empleo son las mayores preocupaciones) y que el hecho destaque sobre el día (ir al dentista muy pocas veces será noticia a no ser que tenga una nueva técnica que evite miedos y dolores).

Esperemos que llegue el día que sólo demos buenas noticias.

Anuncios